Inicio

El papel del corrector y la misión de PLECA

La asociación civil PLECA (sigla de Profesionales de la Lengua Española Correcta de la Argentina) nace con el fin de agrupar a todos los profesionales de la corrección y la edición de textos en español.

La actividad editorial de la Argentina cuenta con gran cantidad de profesionales que intervienen de diverso modo en el proceso de transformación de textos destinados a ser difundidos en formato impreso; pero son específicamente los correctores, formados en el conocimiento de la normativa y la gramática de la lengua española, los que trabajan escrupulosamente en la erradicación de los errores que comprometen la legibilidad, la claridad y la adecuación de los escritos.

Por otra parte, desde el advenimiento de lnternet, todos nos exponemos a diario a una amplia variedad de contenidos digitales (educativos, periodísticos, publicitarios, técnicos, etc.). Esos textos que circulan vía Web también requieren de la mirada atenta del experto de la lengua, quien obra como una suerte de mediador entre el emisor y el receptor, en pos de la calidad del mensaje.

El marco institucional en el cual los correctores desarrollan sus tareas (editoriales privadas, medios gráficos, organismos públicos) así como la situación laboral que asumen (externos independientes o en relación de dependencia) son muy diversos. Tal diversidad suele operar en contra del trabajo en equipo con otros correctores e integrantes del proceso editorial.También redunda en la falta de tarifas y de criterios de cobro consensuados, al no contemplar los diferentes tipos de corrección que se solicitan o se requieren (de estilo, de pruebas, de ferros, de contenido, etc.).

Otro factor que dificulta la labor de corrección es la diversidad de materiales de consulta (diccionarios; manuales de estilo, normativa y redacción, etc.). La mayoría de ellos pertenecen al ámbito de la RAE y, en consecuencia, prescriben para la variedad de España. Por otro lado, los correctores se rigen por pautas editoriales o institucionales fijadas en los sitios en los que brindan sus servicios, hecho que genera una multiplicidad de criterios y un constante esfuerzo de adaptación por parte del profesional.

La industria editorial argentina, por su parte, parece no visualizar a la Asociación Argentina de Letras (AAL) como la institución encargada de fijar la norma para nuestra variedad del español, lo que provoca que nuestro mercado editorial pierda la posibilidad de constituirse en sí mismo como generador de una norma regional. Queremos que PLECA actúe como una entidad divulgadora del trabajo continuo y culturalmente significativo que realiza la AAL.

De todo ello, resulta nuestra misión:


Visibilizar, revalorizar y dignificar la tarea del corrector profesional de la Argentina dentro de la estructura operativa editorial y frente a la sociedad en general
.